Este servicio permite a las compañías que deban reestructurarse hacer un acompañamiento a sus colaboradores para que puedan vincularse rápidamente y no se genere una crisis

Para junio la tasa de desempleo en Colombia fue 9,1%, teniendo uno de los niveles de ocupación más altos en comparación con años pasados, lo que significa que 22,6 millones de personas ocupaban un puesto formal.

Aunque estas cifras muestran una mejora en la economía, ninguna empresa está exenta a sufrir una crisis o generar una reestructuración interna por el constante cambio que vive el mercado y que conlleva a hacer recortes de personal.

El proceso de desvinculación de un grupo de personas puede ser fuerte para la reputación de la compañía y para su clima organizacional, razón por la que el ‘outplacement’ ha tomado fuerza dentro de las organizaciones, pues les da soporte y guía a las personas para que se puedan reubicar laboralmente de forma rápida o tomen con más calma el hecho de retirarse para pensionarse.

Patricia Vargas Rojano, gerente de Right Management para Colombia, una de las firmas que presta servicios de outplacement, asegura que esta empresa “ha ayudado a más de 3,5 millones de personas a dar el paso hacia el estado de pensionado y hacia nuevos puestos, carreras y oportunidades, y ha ayudado a las organizaciones, incluyendo a más del 80% de las empresas de la lista Fortune 500, a aumentar la flexibilidad de sus equipos”, además de 220 compañías de Colombia.

Dentro de la asistencia que prestan estas empresas, están la planificación y el desarrollo de planes para comunicar e introducir cambios en la organización, para llevar a cabo la reestructuración de una manera adecuada y que los empleados sientan el respaldo de la empresa.

Asimismo compañías como LG Consultores y DNA Outplacement, brindan orientación en la elaboración de currículos y perfiles atractivos para el mercado laboral, proporcionan estrategias para hacer una búsqueda eficiente de nuevas oportunidades laborales y consejos para enfrentar las entrevistas de trabajo.

Cuando los empleados sienten que su empleador se preocupa por ellos, la confianza aumenta y con ella su reputación, para Patricia Vargas “mediante ayuda profesional el resto de los empleados que pudieron haberse visto afectados por las reestructuraciones recuperan la seguridad y tranquilidad con su empleador y valoran positivamente el apoyo que la organización pueda brindarle a quienes deben dejar la compañía, manteniendo el alineamiento y compromiso con su trabajo.”

Asimismo, impacta en el área de responsabilidad de una empresa, pues aunque no están obligados a otorgar un acompañamiento posterior al despido de alguien si ofrecen este tipo de servicios muchas más personas se interesarán en trabajar allí y será más atractiva para el talento potencial.

 

Fuente: www.larepublica.co

Comments

comments